La blondarexia, el rubio llevado al extremo

Du Blonde.

Sabemos que la imagen hoy en día es importante; tanto que, a veces, se lleva al extremo. Por eso hoy quería hablaros de este trastorno que surgió hace algún tiempo: lejos de querer frivolizar con él o preocuparos, quiero poneros al corriente de lo que es la blondarexia.

Es sabido que en algunas urbes cosmopolitas llevar un rubio artificial es sinónimo de clase social alta y de estatus: esto se debe, ni más ni menos, al precio tan elevado que se ha de pagar por este servicio en muchas partes del planeta. Además, el hecho de que sea un color que favorece, suaviza facciones, rejuvenece y aporta luz, provoca muchas veces en quien lo lleva la sensación de que nunca es suficiente. Esto lo vivo día a día con muchas personas que vienen solicitando “un poquito más que la vez anterior”.

En esta patología asociada al rubio, el pelo nunca es demasiado claro, siempre parece poco. Pero claro, nuestro cabello tiene un tope y como resultado obtenemos melenas muy castigadas y estropeadas, sin vida, soltura ni brillo: en consecuencia, un cabello que no se ve bonito.

Ya os digo que esto es un extremo y si profundizáramos más en el tema acabaríamos relacionando la blondarexia con otro tipo de trastornos a los que suele ir ligada, todos relacionados con la búsqueda de un físico perfecto-artificial que acaba siendo perjudicial.

Muy lejos estamos de eso; sólo quería decir que con el rubio, como con tantas otras cosas en la vida, se necesita tranquilidad, calma y dosificación.

Etiquetas , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>